Sidebar

09
Sáb, Dic

Reflexiones sobre la participación de SOCLA en el Simposio Internacional de Agroecología para la seguridad Alimentaria y Nutrición en FAO, Roma

volúmen 30, número 3
Typography

Los días 17 y 18 de septiembre del 2014 se realizó en la sede de FAO en Roma el Simposio Internacional de Agroecologia para la seguridad Alimentaria y Nutrición, al cual asistieron más de 300 personas de todo el mundo pertenecientes a agencias internacionales y de la sociedad civil (MAELA, IFOAM, PANNA, etc.), universidades, ONGs, miembros de comunidades campesinas y de movimientos sociales. Dadas las preocupaciones que manifestaron voceros de la FAO de que hubo algunos países miembros que se opusieron al simposio y de ahí la necesidad de que la reunión solo se limitara a los aspectos científicos de la agroecología, el día antes del inicio del simposio, SOCLA se reunió con miembros de la Vía Campesina y del IPC (International Planning Committe for Food Sovereignity) para definir nuestra posición dado lo sensible de la reunión. Aunque estuvimos de acuerdo de que FAO abría un espacio nuevo para la agroecología y que no debíamos alterar los equilibrios políticos dentro de la FAO de manera que el espacio se mantenga abierto y crezca, se acordó sin embargo, que no estaríamos dispuestos a comprometer nuestras visiones ni posiciones y que defenderíamos los principios de la agroecología y su identidad latinoamericana. Los invitados de SOCLA por FAO fueron Clara Inés Nicholls (Presidenta), Fernando Funes Monzote (Vicepresidente), así como otros miembros:

Enrique Murgueitio de CIPAV-Colombia, Peter Rosset de ECOSURMéxico y Miguel Altieri de UC Berkeley (Presidente honorífico), quienes participaron en los simposios técnicos paralelos organizados el primer día con ponencias en torno a los temas de la agroecología y su relación con la resiliencia socioecológica al cambio climático, el conocimiento tradicional como base fundamental en la agroecología, la eficiencia energética en los sistemas agroecológicos, los sistemas silvopastoriles en el trópico y el papel clave de los movimientos sociales para el escalonamiento de la agroecología.

SOCLA jugó un papel instrumental en asegurar la presencia de cuatro campesinos de América Latina: Jesús León Santos de la Mixteca alta de Oaxaca-México (CEDICAM), Julián Andrés Giraldo de la Comunidad del Dovio-Colombia, y dos compañeros de la Vía  Campesina: representantes de ANAP-Cuba y MPP (Movimiento Campesino de Papaye), Haití, quienes hablaron en el segundo día de agroecología desde la práctica en sus comunidades y como parte de su estrategia de desarrollo endógeno y soberano.

Durante el simposio se visualizaron las diferentes perspectivas de la agroecología como ciencia, práctica y movimiento en el mundo que enriquecieron las discusiones pero que al mismo tiempo dejaron de manifiesto el avance de la agroecología en América Latina en relación al resto del mundo. Sin embargo, estos avances producto de más de treinta años de trabajo en agroecología en nuestra región, no fueron reconocidos ni resaltados de manera oficial.

Durante las ponencias y las discusiones realizadas en cada una de las secciones paralelas, se observó una clara diferencia entre dos tendencias: una que refleja la visión de muchas instituciones oficiales de los gobiernos e internacionales y otros participantes del sector privado y de la academia en el simposio, en que para ellos la agroecología representa una opción más en la caja de herramientas que podría solucionar los problemas que ha creado la agricultura industrial-convencional y que se puede combinar con otros enfoques disponibles de la revolución verde, incluyendo los transgénicos, y algunos insumos, como lo plantean los que impulsan la “intensificación sustentable”. Por el contrario, la posición de SOCLA, Vía campesina y otras organizaciones de la sociedad civil y

algunos académicos fue reafirmar que la agroecología es una alternativa al modelo agrícola convencional y constituye la única opción viable para poder hacer una transformación radical del sistema alimentario frente a los desafíos climáticos, económicos y sociales imperantes. Es importante resaltar que hubo ausencias en las discusiones, de temas claves y necesarios en agroecología, como fueron las dinámicas de género en la agroecología y todos los aspectos relacionados con la inequidad y el acceso a recursos de tierra, agua, recursos genéticos, etc., como lo plantea el concepto de la soberanía alimentaria, término que no fue mencionado por el mundo oficial.

Las conclusiones más relevantes del simposio se enmarcan en aspectos que dejan en claro que:

  • La agroecología está enmarcada en una serie de principios y no es una caja de herramientas o recetas tecnológicas.
  • La agroecología cuestiona el modelo agroalimentario actual y promueve una transformación radical donde los campesinos/productores estén al centro de este proceso social. 
  • La agroecología trasciende la escala de la finca y aborda la escala del territorio y del sistema alimentario total, incluyendo los aspectos socioeconómicos y políticos.
  • La agroecología se fundamenta en un diálogo de saberes, por lo que se debe continuar ligando la ciencia con la innovación y práctica campesina.
  • Es necesario construir, fortalecer y activar una red global de agroecología, donde la FAO, por estar en una posición única, debería asumir la responsabilidad de ayudar a construir esta red. SOCLA se ofreció para apoyar esta red, sin embargo nos mantendremos alerta para que las dimensiones reales de la agroecología no se desvirtúen ni coopten. 

Los grandes desafíos a enfrentar abordan temas complejos pero urgentes como:

  • Desarrollo de políticas públicas que promuevan la transformación agroecológica a nivel local, nacional y regional.
  • Articulación entre productores y consumidores responsables y conscientes de la necesidad de una transformación radical hacia un sistema alimentario socialmente justo.
  • Necesidad de financiamiento de la investigación relevante en agroecología. 
  • Apoyo directo a los movimientos sociales en sus esfuerzos de escalonamiento territorial.

Al final del segundo día del simposio, se llevó a cabo, en la plenaria, la sesión de alto nivel de la FAO con participación oficial de los ministros de Agricultura de Japón, Argelia, Francia, Costa Rica y el Ministro de Desarrollo Agrario de Brasil (mensaje en video) y del comisionado de agricultura y desarrollo rural de la Unión Europea (mensaje en video), además del Director General de la FAO, Sr. José Gracizano da Silva. Las posiciones oficiales de los gobiernos reflejaron un compromiso de apoyar la agroecología, pero desde la óptica de que constituye un enfoque más para dar solución a muchos de los problemas causados por la revolución verde en cada uno de sus países. Solo el Ministro de desarrollo rural de Brasil planteó que para ellos la agroecología es la base tecnológica-metodológica para mejorar la agricultura familiar. 

En mensaje final del Director General de la FAO explícitamente precisó que se está abriendo una ventana a la agroecología en la FAO, a la que llamó la catedral de la “Revolución Verde”, pero que hay que comprender que este es un solo enfoque dentro de los muchos otros que pueden existir, por lo que dejó además otra ventana abierta a los transgénicos y “la agricultura climáticamente inteligente” para solucionar los problemas del cambio climático y otros que enfrentan los agricultores del mundo. El Director General anunció que como compromisos la FAO internalizará en su plan estratégico los conocimientos recibidos durante el simposio, además se comprometió a que en el próximo año organizarían tres simposios regionales (África, Asia y uno en América Latina con el auspicio del gobierno de Brasil) para difundir la agroecología en el mundo. Hemos propuesto a los colegas de Brasil que el encuentro regional se organice dentro del marco del V Congreso Latinoamericano de Agroecología a celebrarse en La Plata en Octubre del 2015, de manera de sumar esfuerzos y asegurar una masa crítica de gente de SOCLA en este evento. 

SOCLA agradeció a FAO el espacio brindado y hemos manifestado nuestra disposición de colaborar en los esfuerzos futuros, sin embargo dejamos claro que la agroecología en América Latina se construyó y creció sin apoyo oficial de organismos internacionales o nacionales, ni grandes fundaciones o donantes, y que nosotros seguiremos trabajando con o sin apoyo económico de la cooperación internacional. Esto nos ha permitido mantenernos fieles a nuestros principios y avanzar en una agenda independiente de investigación, enseñanza y trabajo con campesinos que no es negociable.

Clara Inés Nicholls

Presidenta de SOCLA