Sidebar

02
Vie, Jun

Estimados lectores

Volumen 20, número 4
Typography

En anteriores números hemos tratado sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad para la sostenibilidad de la agricultura, pero en este número (volumen 20 número 4), que es el primero de 2005, abordamos también el tema de la biodiversidad; esta vez desde un enfoque mayor: su importancia en la conservación del paisaje y la vida silvestre que hacen posible la sostenibilidad de la producción agrícola y de los medios de vida de los que viven y producen en las áreas rurales.

Es así que muchos artículos resaltan la función que cumplen la fauna y vida silvestre en la resiliencia del ecosistema o capacidad de recobrar el estado original después de sufrir los efectos adversos de eventos climáticos, sobreexplotación productiva u otros de orden natural o propiciados por la actividad humana. Por ello el título de este número 20-4 de LEISA Revista de Agroecología: Ecoagricultura: cultivando con la naturaleza. En otras palabras, las reflexiones y experiencias publicadas en este número nos muestran que el mantenimiento del equilibrio ecológico del medio ambiente rural no es incompatible con la producción.

La revista LEISA para América Latina, como también todas las otras seis regionales y la edición internacional, se caracterizan por publicar artículos que provienen de experiencias concretas de agricultura ecológica o de la transición hacia ella. La mayoría de los artículos son experiencias de las mismas regiones, aunque se incluyen siempre artículos de otras regiones que relatan procesos que consideramos de interés para nuestros lectores, pues evidencian la similitud de problemas y soluciones encontradas por agricultores de otros sitios del mundo y que pueden compararse con las situaciones que afronta la agricultura de pequeña escala, a nivel global. Estas razones también nos han motivado a publicar en este número –último del volumen 20– algunos artículos de carácter reflexivo, que invitan a pensar en el reto que significa cambiar modelos de producción agraria y, sobre todo, cambiar el modo convencional de percibir y comprender nuestra relación con la naturaleza.

En este número hemos contado con la colaboración de un colega más en nuestro equipo editor: Carlos Maza, quien tiene gran experiencia como editor de libros y revistas en América Latina. Estamos seguros que su participación contribuirá a que LEISA en español esté cada vez mejor.

Nuestro trabajo editorial es ahora mucho más intenso, debido a que la contribución de artículos es mayor, en parte por el gran incremento del número de suscriptores y, por ende, de lectores, así como por la difusión de la revista en nuestra página en Internet. Al momento de cerrar esta edición, son casi 6.150 suscriptores latinoamericanos registrados en nuestra base de datos.

Agradecemos a los suscriptores que han confirmado la recepción de LEISA 20-3 (diciembre 2004) y reiteramos lo solicitado anteriormente: es muy importante que nuestros suscriptores confirmen la recepción de la revista y que nos comuniquen cualquier cambio en su dirección postal o de correo electrónico, pues si bien la revista llega sin costo alguno para el suscriptor, es muy importante para nosotros tener la certeza de que la ha recibido. El primer objetivo de la Revista LEISA es llegar a sus lectores y por eso la colaboración de los suscriptores en lograrlo es muy importante para que este esfuerzo continúe.