21
Sáb, Oct

Las granjas solares en Japón, además de generar energía, ahora también producirán setas

Energías alternativas
Typography

Japón se ha puesto manos a la obra para responder al paulatino abandono de tierras de cultivo en el país: la creación de plantas solares que, además de generar energía limpia, favorecen la producción de toneladas de hongos negros o Auricularia polytricha, una seta muy consumida en el país. Generar energía solar y cultivar alimentos, un concepto del que ya hablamos con la energía agrovoltaica.

La idea la han puesto a rodar la startup especializada en energías renovables Sustainergy, junto con la financiera Hitachi Capital y la constructora Daiwa House Industry. En concreto sus planes incluyen la construcción de dos plantas solares al noreste de Japón que, desde luego, no serán dos instalaciones más. Con una producción de 2.000 kilovatios de energía en cada una de ellas, ya de entrada superan en potencia a cualquier otra del país.

Pero además de aportar 4.000 kilovatios, estas plantas servirán a otro fin: la producción de hongos negros. Su cultivo, que requiere de una baja exposición a la luz solar, se ajusta perfectamente al espacio que queda libre bajo los paneles. En ellos se prevé que se puedan producir hasta 40 toneladas anuales de esta seta que, hoy por hoy, se importa mayoritariamente de China. Lea la nota completa aquí.