20
Dom, Ago

Las trágicas lecciones de “el niño costero” y el diluvio en la Amazonía

Ambiente y Cambio climático
Typography

El Perú está siendo castigado por dos catástrofes. Una de ellas, moral y política, ocasionada por la repulsiva y escandalosa corrupción de la compañía brasileña “Odebrecht” que ha desnudado la precariedad moral y cívica de la clase política peruana y de la tecnocracia y, la otra, los trágicos desastres a causa de los huaicos y desbordes de los ríos con pérdidas de vidas humanas y destrucción de bienes materiales de la población más pobre del país y originados por “El Niño Costero”.

Se pone en evidencia, la enorme vulnerabilidad de un país de cultura milenaria que ha perdido todo indicio de una fundamental cultura de la previsión. Un país, además, donde los ríos son basureros y donde un extractivismo desenfrenado y obsceno, con mínimas regulaciones y casi siempre convertidas en letra muerta por las empresas, está provocando severos e irreversibles impactos en la naturaleza, en la Madre Naturaleza. La nota completa aquí.