Reunidos en el Tribunal Internacional Monsanto en La Haya, cinco jueces estimaron que el gigante de las biotecnologías y de la agroindustria violó el derecho a un medio ambiente saludable, a la alimentación, a la salud, a la libertad indispensable para la investigación científica y, e incurrió en el “ecocidio”, si este delito fuera reconocido en el derecho internacional.

La Dirección General Agrícola del Minagri es la encargada de la organización de esta celebración.

La Comisión Europea y un comité técnico y científico tendrán la última palabra después de que una mayoría de Estados rechazara renovar la única licencia que ha dado desde 1998 para cultivar vegetales genéticamente modificados en territorio comunitario y conceder dos más.

La comunidad científica reclama que el uso de este herbicida destruye la cadena alimenticia de diversas especies.

ONU: La única manera de acabar con el hambre es invertir en la agricultura ecológica a pequeña escala.

Advierten del riesgo del aceite de palma sobre la salud humana.

Este aceite, como el de coco, es rico en grasa saturada, y su uso se ha generalizado entre la industria alimentaria para la elaboración de bollería, repostería o pastelería industrial.

"Un informe presentado por la relatora especial de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, redactado en colaboración con el relator especial sobre productos tóxicos, denuncia que el uso de agrotóxicos viola los derechos humanos de muchas formas, incluido el derecho a la alimentación, a la salud, al medio ambiente sano".

Marion Copley, una científica de la EPA con 30 años de carrera, con numerosos premios en su haber, escribió una carta dirigida a Jess Rowland (científico de MONSANTO), donde le pide, deje de mentir sobre los peligros del RoundUp (Glifosato).